+34 91 636 63 00 [email protected]
Anatoliy con dos mujeres a las que encontró limpiando los escombros de sus patios mientras sus casas resultaban dañadas durante los combates. Nina (izquierda) pidió dos Biblias para niños, una para sus hijos y otra para que se las lea a los niños en el jardín de infancia donde trabaja. “Nuestra gente tiene futuro porque en lugar de quejarse de sus casas dañadas o de la falta de comida o electricidad, están pensando en otros niños”.

 

Día 59,  o dos meses naturales de la guerra en Ucrania. Afortunadamente, todos los miembros de nuestro equipo están a salvo.

Desde hace seis días, las fuerzas rusas comenzaron una ofensiva concentrada en las líneas del frente del este y allí se están librando intensos combates sin parar. Los bombardeos masivos a Kharkiv y a otras ciudades cercanas a la línea del frente continúan casi a diario. La situación en Mariupol sigue siendo terrible: hoy se han interrumpido otros intentos de evacuar a civiles y heridos.

Los ucranianos de los territorios ocupados, en su mayoría mujeres, niños y ancianos, están siendo deportados a la fuerza a Rusia (la estimación es de más de 100.000 personas, pero podría ser mucho más).

En primer lugar, los retienen en los llamados «campos de filtración» y luego los envían a áreas distantes, como Siberia y el Lejano Oriente; sus documentos son confiscados y se les niega el regreso a Ucrania. En cuanto a la población masculina, la están movilizando y obligándo a luchar contra el ejército ucraniano.

El gobierno ruso está considerando una ley que permita la adopción acelerada de niños huérfanos ucranianos por parte de familias rusas (incluidas aquellas cuyos padres murieron en la guerra en curso). También se nos informa que se planean referéndums falsos en los territorios ocupados para principios de mayo, para declarar la independencia de Ucrania. Al hacer todas estas cosas, la Federación Rusa está rompiendo cínicamente un tratado internacional tras otro.

Los pueblos y ciudades liberados en la parte norte del país intentan recuperar la infraestructura y los servicios públicos, pero una cantidad significativa de pueblos y aldeas siguen sin electricidad ni agua. Las minas siguen siendo un gran problema: están llegando numerosos informes de personas muertas y heridas.

 

Al mismo tiempo, todo el territorio del país está siendo atacado regularmente por misiles; mientras escribo esto, la ciudad sureña de Odesa se está recuperando de un reciente ataque de misiles lanzados desde la cuenca del Caspio.

Nuestros equipos continúan dando servicio en sus diferentes áreas. La gente está tan ansiosa por tener una Biblia, muchos de ellos nunca la han tenido/leído antes – nuestro inventario se está agotando rápidamente, por lo que esperamos recibir un lote de Biblias recién impresas en la próxima semana más o menos. Sin embargo, al estimar la necesidad general de las Escrituras, es realmente genial, por lo que lo alentamos a que considere apoyar más Biblias para los ucranianos.

Gracias a todos por su apoyo. Mantengan a nuestro país en sus oraciones, especialmente durante las próximas dos semanas. Nuestro liderazgo militar considera que este período es particularmente crucial, ya que el curso posterior de la guerra dependería de si nuestras fuerzas serán capaces de repeler el ataque en curso en el este de Ucrania.

Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad