+34 91 636 63 00 [email protected]
1 al 5 de julio

La Bíblia

En tiempos de pandemia ha aumentado el interés por leer la Biblia. Un aumento en la adquisición y búsqueda de la Biblia en las últimas semanas, probablemente relacionado con las preocupaciones sobre la pandemia de coronavirus.

Ante los acontecimientos que han ocurrido en los últimos días, la pandemia del coronavirus, ha acarreado otros problemas dando como resultado un aumento en el interés por leer la Biblia ante la necesidad de acercarse a Dios. 

No sólo la epidemia hace estragos en el ser humano, sino también la presión, la depresión, la desintegración familiar. Hay gente que reconoce la necesidad de Dios y otras que culpan a Dios por lo que pasa en el mundo.

Ante esa realidad, Dios permite ciertas cosas para que se le busque. Las preocupaciones sobre la pandemia han cambiado la vida de casi todos de alguna manera.

No es sorprendente que las personas recurran a la comodidad y la claridad de la Biblia en tiempos de problemas e incertidumbre.

Oremos para que Dios nos ayude a aprovechar las oportunidades que se nos presenten llevando la Palabra, y que esta pueda hacerse realidad en las vidas de las personas que la leen.


6 al 12 de julio

La Misión

Durante la pandemia, muchas personas pueden estar revisando en silencio el significado de la vida, los fundamentos y las direcciones de sus vidas, y lo que realmente les importa. Es posible que se hayan encontrado cara a cara con sus ansiedades, incluido el miedo a la muerte.

Todo esto quiere decir que muchos corazones humanos están siendo arados silenciosamente por el Espíritu Santo, haciéndolos un terreno fértil para la siembra de la semilla de la Palabra de Dios.

Después de la pandemia, hay una gran oportunidad para ministrar a los corazones arados y las mentes preparadas al proclamar el Evangelio de Jesucristo.

 Lo que el Señor Jesús dijo hace 2.000 años sería tan relevante hoy y mañana como lo fue entonces. Jesús les dijo a sus discípulos: «La cosecha es abundante» Lucas 10:2 , también dijo: “¡Abre los ojos y mira los campos! ¡Están maduros para la cosecha!» Juan 4:35

Debido a la cosecha potencialmente abundante, Jesús también dijo: «Pídanle al Señor de la cosecha, por lo tanto, que envíe trabajadores a su campo de cosecha»Lucas 10:2.

La pandemia ha creado un sentido de urgencia entre los creyentes. Sé de jóvenes que están pensando en lo que harán con sus vidas.

Con todas las reflexiones que están sucediendo en sus corazones, oramos para que haya nuevas oleadas de testigos, evangelistas y misioneros que se comprometan por la proclamación urgente y clara del Evangelio a un mundo necesitado y moribundo.

Tanto el mundo como la Iglesia deben resistir la tentación de volver a los niveles de confort anteriores y al status quo. Debemos ir más allá de jugar a la iglesia dentro de nuestras cuatro paredes. Ya se está llevando a las iglesias locales a pensar en quiénes son sus verdaderos vecinos.

Hay un número creciente de iglesias que abren sus locales a los trabajadores migrantes sin hogar y llegan a los pobres y necesitados a través de actos de misericordia y generosidad. Este es un desarrollo positivo que, con suerte, se mantendrá y desarrollará más.

A medida que las iglesias perciben el mundo necesitado a su alrededor, existe un gran potencial de que sus ojos se abran para ver los campos de cosecha maduros, y que muchos salgan a un mundo que necesita desesperadamente y con urgencia el amor y la verdad de Cristo.

La Iglesia que permanece llena de fe y confianza en medio de la muerte tiene un mensaje que proclamar y demostrar a un mundo dominado por el miedo a la muerte. Todo porque adoramos y seguimos al Señor que conquistó el pecado y la muerte, los últimos problemas en nuestro mundo perdido y herido.

Las misiones se verán afectadas en el futuro cercano a medida que se revisen y renueven los motivos y métodos, el mensaje del Evangelio de Cristo debe continuar siendo proclamado de manera clara y convincente.

 

13 al 19 de julio

Los refugiados necesitan la Bíblia

Con el cierre casi completo de fronteras que comenzó gradualmente el 11 de marzo de 2020, uno no esperaría que la distribución de la Biblia entre los solicitantes de asilo continuara: el campo de refugiados principal, así como las cárceles e instituciones están cerrados para cualquier visitante.

Las actividades de la iglesia como servicios, estudios bíblicos, etc. se han detenido por completo: la vida de la iglesia solo está «en línea» en servicios de video, videollamadas, estudios bíblicos o similares.

Sin embargo, ¡incluso estas circunstancias difíciles e inusuales no impiden a los refugiados / solicitantes de asilo pedir la palabra de Dios y estudiarla profundamente!

La Iglesia Misión Cristiana Moderna en Fuenteventura trabaja en la actualidad con refugiados para darles una puerta a la esperanza. 

Desde Sociedad Bíblica hemos colaborado donando 1.500 Biblias en francés, para los cientos de migrantes que han llegado a la isla en los últimas meses.

Oremos para que Dios pueda restaurar sus vidas a través de el conocimiento de la Palabra de Dios y la ayuda que reciben a través del ministerio Misión Cristiana Moderna.  Agradecemos y oramos por la labor que este ministerio esta desarrollando en Fuerteventura.

20 al 31 de julio

Sociedad Bíblica alimenta a lo niños de la calle en Kenia

La Sociedad Bíblica de Kenia se asoció con la Fundación Amor de Cristo para alimentar a los niños de la calle en el mercado Grogon, en el área de Ngara en Nairobi.

El programa de alimentación comenzó el 8 de mayo de 2020 por el deseo de apoyar a las familias vulnerables que han sido afectadas por la pandemia de COVID 19. La alimentación se realiza diariamente de lunes a sábado, donde 60-70 niños reciben una comida por día.

Los niños viven en el área del mercado que alberga a más de 600 niños de la calle. La mayoría de estos niños luchan por recoger los restos de comida de los contenedores, mendigar en las calles y simplemente sobrevivir un día.

La mayoría de estos niños no están en la calle por elección, sino por circunstancias que incluyen la muerte de los padres, la violencia en el hogar, la pobreza o incluso el VIH / SIDA. Los niños de la calle son ignorados en su mayoría porque generalmente se ven descuidados, olfateando pegamento, sucios, lo que facilita su maltrato.

COVID 19 ha empeorado la situación. «Hemos estado durmiendo hambrientos porque los contenedores de basura se han vaciado», dice Janet, una joven madre adolescente. Esto siguió a la directiva del gobierno de cerrar restaurantes y hoteles para frenar la propagación del virus mortal. 

Este entorno es aún más desafiante para las niñas y mujeres jóvenes en las calles, ya que están expuestas a una gran cantidad de problemas, incluidos el embarazo temprano, la violación, las drogas y la falta de artículos de primera necesidad, como toallas sanitarias.

Agradecemos a nuestros amigos y socios que generosamente han contribuido a esta iniciativa y nos mantienen en oración. .

Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad