+34 91 636 63 00 [email protected]
La esperanza no defrauda
 
¿Cuántos planes teníamos para estos meses que se han visto truncados de forma fulminante? En estos días estamos aprendiendo muchas cosas sin duda. Confinados, miramos desde las ventanas de nuestras casas y desde las ventanas de nuestros dispositivos que nos comunican con los nuestros. Muchos apuestan porque después de esto no seremos los mismos, estoy seguro. Incluso algunos afirman que seremos mejores, de esto no estoy tan convencido.
 
Lo que sí que parece evidente es que algo ya ha cambiado. Hemos tenido que aprender a comunicarnos virtualmente, aprovechando todos los recursos a nuestro alcance. La iglesia está aprendiendo nuevas formas ante la realidad que parecía olvidada de que lo realmente importante no es el edificio donde nos encontramos y compartimos, me atrevería a decir que ni siquiera el valor más importante somos las personas, sino que lo realmente importante es Él.
 
El Señor que nos une más allá del edificio, la distancia y las situaciones. Para muchos resulta paradójico el sentirse más parte de la iglesia en medio del confinamiento. Estamos presos, pero la Palabra no está presa. Estamos enclaustrados pero la iglesia está en comunión, activa en la oración e intercesión.
 
Todo está en silencio, Dios está escuchando.Cuando esto termine, Dios sabe cuándo y cómo, habremos aprendido muchas cosas y realmente no seremos los mismos, amigos y seres queridos ya no estarán, algunos tendrán problemas laborales, etc. Pero Dios seguirá estando ahí y su iglesia perdurará, y seguro que sabremos valorar las cosas en su medida real y pondremos las cosas en valor.
 
El gran desafío será no olvidar cómo esto marcó nuestras vidas y nos acercó a Dios.
Toda crisis puede producir cambios, me gustaría creer que esta traerá a más personas a Dios.
 
En estos días de cierta contrariedad, mira a Dios a través de su Palabra, a través de la oración. Vive confiado porque : “Estoy con vosotros hasta el fin” (Jesús).

Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad