+34 91 636 63 00 [email protected]
devocional
Por Luis Fajardo | Devocional
 
Seguimos adelante, quizás con incertidumbre, pero siempre confiados en el Señor.
 
.».. Ahora, pues, levántate y tú y todo este pueblo pasad el Jordán hacia la tierra que yo les doy …” (Josué 1.2 RV2020)
 
De acuerdo con la genealogía de los descendientes de Efraín (1 Crónicas 7.27), Josué fue, probablemente, el primogénito de Nun, y murió con 110 años (Josué 24.29). Estos datos nos permiten deducir que Josué tenía, aproximadamente, 45 años de edad cuando los hijos de Israel salieron de la esclavitud (110 años menos los 40 de peregrinación en el desierto y los 25 años que duraron los acontecimientos narrados en su libro). Por tanto, resulta obvio que nació en Egipto, durante la esclavitud de Israel, y que, además, fue librado de la última plaga.
 
El Señor había indicado que la única manera de evitar morir a manos del ángel de la muerte era untar la sangre del sacrificio en la puerta de la casa, siguiendo las instrucciones dadas. De otra manera, el primogénito de ese hogar moriría. Dado que Josué no perdió la vida en aquella fatídica noche, es evidente que Nun cumplió con el requisito.
 
¿Cuál fue la importante lección que Josué nunca olvidó? Sencillamente, que Dios siempre cumple lo que dice.
 
Lo recordó cuando visitó la primera vez la tierra, como espía, y de nuevo ahora, casi 40 años después, ante este nuevo reto “pasad el Jordán”, Josué cree firmemente en que Dios cumplirá su promesa: “la tierra que yo les doy”.
 
Conocidas son las palabras que Dios le dice a Josué más adelante: “… Esfuérzate y sé valiente” (v. 6 y 7) Luego, la confianza va ligada al esfuerzo y al valor.
 
Años más tarde, Pablo, escribiendo a Timoteo, le dirá lo siguiente:
 
“Tú, hijo mío, hazte fuerte por la gracia de Jesucristo.” (2 Timoteo 2.1 RV2020)
 
 He aquí la gran herramienta para afrontar la vida, por difícil que esta pueda ser:hacernos fuertes por la gracia de Jesucristo.
 
Sigamos adelante, confiados en el Señor, fortalecidos en su gracia, dispuestos a pasar nuestro Jordán hacia el cumplimiento de sus promesas:
 
Porque Dios siempre cumple lo que dice
 

 

 

 

Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad