+34 91 636 63 00 [email protected]

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Christian Misch y Nieves Carabaña, del equipo de la Sociedad Bíblica, visitaron el módulo de mujeres de la prisión de Aranjuez para regalar Biblias a las madres presas y a sus hijos.

Acción misionera en España · Navidad 2015

La pasada Navidad anunciábamos que el 3% de las ventas de diciembre 2015 iría destinado a Biblias para la prisión de Aranjuez. El 8 de marzo era un buen día para entregarlas. 

¡Gracias a quienes comprasteis Biblias, Nuevos Testamentos o Evangelios, o algún regalo solidario en diciembre! Cada compra que hicisteis aportó un 3% a este proyecto.

Visita a la prisión con Biblias en las mochilas

El equipo de la SB acompañó a Teresa, Samuel y Beatriz, parte del equipo de capellanes y auxiliares que visitan semanalmente a los presos y presas. Biblito se coló en el asiento trasero del coche, iba algo encogido, pero expectante, empeñado en visitar a los más pequeños.

En una curva de la carretera, frecuentada por mujeres que ejercen la prostitución y ya próximos al Centro Penitenciario, paramos los dos vehículos. Samuel y Beatriz querían charlar con la joven que se encontraba allí. Este fue el primer punto de misión del camino. 

Las Biblias se quedaron en el primer control, la orden de permiso para realizar la actividad especificaba que no se podían pasar Biblias. Era un varapalo, pero el trabajo seguía.

“La primera vez que visité la prisión me inundó un amor profundo por estas mujeres presas”, comentó Teresa, capellán del equipo, mientras los funcionarios de la prisión gestionaban los trámites oportunos. Después de tres o cuatro puestos de control el equipo llegó al comedor donde se reúnen las internas con sus hijos (todos menores de 3 años)  para merendar, charlar, pasar el rato… Biblito bailó y llevó alegría a mamás y  niños; el tiempo pasó entre juegos, abrazos y testimonios. Las mujeres presas escucharon las palabras del salmista “En tu palabra pongo mi esperanza” Salmo 119.114

¿Podríais traerme una Biblia?

María*, una de las internas, mamá de un bebé con poco más de un mes, nos dijo: “¿Podríais traerme una Biblia? La Biblia que tenía me la requisaron al ingresar, está con mis otras pertenencias. Leo libros, pero me gusta recitar versículos. En mi adolescencia visitaba una iglesia evangélica. Solo quiero rehacer mi vida. Por mi hijo.”

En la próxima visita de los capellanes María tendrá su Biblia. Será una de las 110 Biblias disponibles para este ministerio, 70 de ellas Biblias infantiles, que irán llegando poco a poco de mano de los capellanes, para que cada mujer tenga la oportunidad de encontrar la esperanza que solo Jesús ofrece.

*Nombre cambiado para salvaguardar la identidad

Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad