Son muchos los testimonios que nos llegan desde Venezuela, debido al envío de 20.000 Biblias que se llevó a cabo hace 2 meses.

Es el caso de esta jóven que nos cuenta, que pensó que jamás podría conseguir una Biblia ya que siempre que ahorraba para comprar una se encontraba con que los precios subían en un periodo de tiempo muy corto impidiendo poder comprarla, y así, durante varios años.
Ahora puede tener una Biblia y disfrutar de su lectura junto con su esposo.
Tu haces posible que la entrega gratuita de las Escrituras pueda llegar a gente muy humilde y de escasos recursos, promoviendo su lectura, dando oportunidad a unos de reconciliarse con Dios y a otros, seguir creciendo en el conocimiento de El.
Estamos profundamente agradecidos a todos aquellos que nos han sorprendido con su generosidad en la gran tarea de llevar la Biblia a todos los rincones del mundo: ¡GRACIAS!