Ramez Atallah, director general de la Sociedad Bíblica de Egipto cuenta cómo están viviendo estos días de violencia.

“Acabo de recibir la triste noticia del incendio y la destrucción por parte de fundamentalistas islámicos de nuestras librerías de Sociedad Bíblica en Asiut y Minia (las ciudades más grandes del sur de Egipto). Las dos eran librerías preciosas y completamente equipadas. Afortunadamente, hoy habíamos cerrado por miedo a padecer algún ataque, por lo que ninguna persona de nuestro equipo ha resultado herida. Los atacantes arrancaron las puertas metálicas que protegían las librerías, rompieron las vitrinas y les prendieron fuego. Hicieron los mismo en muchas tiendas en esas calles, además destrozaron un gran número