Son constantes las noticias que nos llegan continuamente de personas recibiendo el evangelio y aceptando a Jesús como Señor y Salvador de sus vidas.

Hemos querido hacerte llegar unas cuantas historias actuales y reales de lo que está sucediendo en los puertos y que nuestros equipos de voluntarios nos están compartiendo. ¡Gracias por orar por los equipos de evangelismo y por su trabajo!
 
Estas son algunas de las historias que nos están llegando:

«Conocimos a *Hira y *Ade, dos prostitutas que esperaban a que pasaran los clientes. Nos sentamos a su lado y nos presentamos. De repente, *Hira comenzó a llorar y nos dijo cuánto odiaba lo que estaba haciendo, pero que no tenía otra opción. También abrimos nuestro corazón. Allí compartimos con ellas el mensaje completo del evangelio, y ambas oraron para recibir a Cristo. Pasamos todo el día con ellas, e incluso nos acompañaron al Hogar del Libro. (Casa de la Biblia). Al día siguiente, comenzaron su primer estudio bíblico de seguimiento, y les presentamos a la gente de la iglesia local «.

«Compartimos el evangelio con *Omar, un pintor local del norte de África, y él lo aceptó con un corazón alegre y oró para recibir a Cristo. Prometió comenzar a leer la Biblia para