El Dr. Edward Kajivora, secretario ejecutivo de la Sociedad Bíblica en Sudán del Sur(SBSS), nos hace llegar información de estos últimos días:

Los territorios en guerra están en la frontera norte y especialmente en Bentiu, Bor y Malakal (ribera alta del Nilo). Aunque el gobierno niega que se trata de una guerra entre tribus, la realidad es que es un enfrentamiento de los dinka y los nuer. El presidente Salva Kiir es un dinka y su rival, Riek Machar, es un nuer.

Los enfrentamientos constantes y la llegada de la estación de lluvias están provocando más miseria en los cientos de personas que se aglomeran en los campos de refugiados y en los refugios en Sudán del Sur. La SBSS trabaja para llevar ayuda y esperanza a los refugiados que no tienen otras vías de apoyo.

En estos momentos, la SBSS y algunas iglesias locales son las únicas que estás ayudando a los refugiados que aún no han sido llevados a los campos de las Naciones Unidas en Yuba. Los que están refugiados en los campos de Naciones Unidas son de la tribu Nuer, que necesita la protección de las Naciones Unidas porque son el objetivo aquí en Yuba. También están llegando muchos dinka, sin embargo no están en los campos de las Naciones Unidas – se están refugiando en las escuelas. Las condiciones en las escuelas son terribles y hasta allí no llega la ayuda.  Por eso es por lo que con la ayuda de algunas Sociedades Bíblicas Nacionales, estamos llevando a estos lugares: alimentos, mantas y Escrituras. No se nos ha permitido llevar Escrituras a estos campos.

El valor de las Escrituras

Los refugiados están muy agradecidos por la ayuda que les estamos brindando, y aprecian mucho las Escrituras que reciben. Una pastora dinka, Rebecca Abuk, se alegró mucho cuando le ofrecimos a ella y a otras personas algunas copias del NT en su propia lengua: Dinka Bor (lengua ha