+34 91 636 63 00 [email protected]

El Dr. Edward Kajivora, secretario ejecutivo de la Sociedad Bíblica en Sudán del Sur(SBSS), nos hace llegar información de estos últimos días:

Los territorios en guerra están en la frontera norte y especialmente en Bentiu, Bor y Malakal (ribera alta del Nilo). Aunque el gobierno niega que se trata de una guerra entre tribus, la realidad es que es un enfrentamiento de los dinka y los nuer. El presidente Salva Kiir es un dinka y su rival, Riek Machar, es un nuer.

Los enfrentamientos constantes y la llegada de la estación de lluvias están provocando más miseria en los cientos de personas que se aglomeran en los campos de refugiados y en los refugios en Sudán del Sur. La SBSS trabaja para llevar ayuda y esperanza a los refugiados que no tienen otras vías de apoyo.

En estos momentos, la SBSS y algunas iglesias locales son las únicas que estás ayudando a los refugiados que aún no han sido llevados a los campos de las Naciones Unidas en Yuba. Los que están refugiados en los campos de Naciones Unidas son de la tribu Nuer, que necesita la protección de las Naciones Unidas porque son el objetivo aquí en Yuba. También están llegando muchos dinka, sin embargo no están en los campos de las Naciones Unidas – se están refugiando en las escuelas. Las condiciones en las escuelas son terribles y hasta allí no llega la ayuda.  Por eso es por lo que con la ayuda de algunas Sociedades Bíblicas Nacionales, estamos llevando a estos lugares: alimentos, mantas y Escrituras. No se nos ha permitido llevar Escrituras a estos campos.

El valor de las Escrituras

Los refugiados están muy agradecidos por la ayuda que les estamos brindando, y aprecian mucho las Escrituras que reciben. Una pastora dinka, Rebecca Abuk, se alegró mucho cuando le ofrecimos a ella y a otras personas algunas copias del NT en su propia lengua: Dinka Bor (lengua hablada por unas 250 000 personas). Nos contó cómo huyó cuando estalló la guerra la ciudad en la que vivía, Bor, y caminó 200 Km hasta Yuba.

Un nuevo enemigo: El cólera
Ella está organizando y dirigiendo los cultos de la iglesia que se celebran en la escuela cada domingo. En medio de todos estos problemas, estos refugiados continúan alabando a Dios y ponen su confianza en él. Habiendo sido testigos de asesinatos, perdidos sus casas y sus medios de vida, y dependiendo ahora de la ayuda que reciben, estas gentes están además enfrentando un nuevo reto: el cólera.
La estación de las lluvias se considera habitualmente un tiempo de bendición, pero este año se considera una maldición que acrecienta las difíciles condiciones de vida, la escasez de higiene y los escasos recursos de agua limpia. De modo que, alrededor de 700 personas se han infectado del cólera y más de 200 han fallecido.

Es un tiempo difícil también para la Sociedad Bíblica
Al tiempo que estamos llevando ayuda y esperanza a los refugiados, el personal de la SB continuamos trabajando para que la palabra esté disponible en estos tiempos de dificultad. La genta aún sigue llegando al Hogar de la Biblia para comprar Escrituras, sin embargo, las personas que pueden adquirir una Biblia son pocas ante tanta inestabilidad.

La traducción de la Biblia al zande (alrededor de un millón de hablantes), mabaan (25 000 y 50 000 hablantes en Sudán y 2000 en Etiopía) y al Bari van adelante, aún cuando hemos tenido que reubicar al equipo Mabaan en Juba debido a la guerra en la ribera alta del Nilo.

Alabamos a Dios por su protección en estos tiempos de dificultad. Por favor, uníos a nosotros pidiendo paz y que el cólera no avance, y por más oportunidades de compartir la palabra del Señor en medio de nuestra nación dividida y con grandes problemas.

Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad