+34 91 636 63 00 [email protected]

Sin duda, una gran mayoría de nosotros sabemos quién fue este escritor y evangelista inglés que vino a nuestro país convencido de que la lectura del Evangelio podía traer libertad a los corazones de los españoles.

Borrow llegó a ser conocido en Madrid como Don Jorgito el Inglés. Este quijotesco viajero recorrió nuestro país en medio de guerras civiles, con su libro más querido, la Biblia. Con él había ido hasta Rusia, tras su conversión del ateísmo, por una fe que le convierte en agente de la Sociedad Bíblica protestante en la católica España para distribuir la Biblia en castellano, caló y vascuence. 

A través de las aventuras de Jorge Borrow por la España del siglo XIX podemos adentrarnos en la historia, la cultura y la espiritualidad de la España de esa época. Él dice:

«Entablé conversación con varios individuos a los que encontré muy ignorantes. Ninguno sabía leer ni escribir y sus ideas respecto a la religión eran totalmente insatisfactorias, rayanas en una absoluta indiferencia. Luego entré en una librería e hice algunas preguntas respecto a la demanda de libros, la cual según me informaron era escasa. Saqué una edición londinenese del Nuevo Testamento en español y pregunté al librero si creía que un libro de tal índole se vendería en Cádiz, Dijo que tanto la impresión como el papel eran extraordinarios, pero que era una obra poco solicitada y casi desconocida»

Biblioteca Móvil

 

Su meta no era simplemente alcanzar el objetivo planteado desde la Sociedad Bíblica Británica, sino que también se interesó por la delicada situación política, social, económica y de valores, por la que atravesaba el país. La religión impedía dejar pasar atisbos de esperanza. La inseguridad campeaba a sus anchas. Así como el hambre y la miseria.

Borrow emprende la arriesgada aventura de intentar publicar en España una Biblia sin notas. Lo logrará, pero por ello, tendrá que sufrir persecución e ir a prisión. La edición que hizo en Madrid, fue secuestrada. 

 La difusión de la Biblia sola, llegó a estar prohibida por el Papa Pío IX en 1864. Su condena incluía desde las actividades comunistas, hasta las de las Sociedades Bíblicas. Para Borrow, sin embargo, esta Palabra fue la que le dio nueva vida.

El anhelo de Borrow fue que la lectura de las Escrituras podrían producir el resultado de una conversión personal en Jesucristo. Al igual que hiciera Borrow, Sociedad Bíblica de España trabaja ininterrumpidamente desde 1836, sin ánimo de lucro, traduciendo, editando, distribuyendo y promoviendo el texto bíblico.

Somos conscientes del trabajo y el sacrificio de los que nos precedieron, aquellos que durante su tiempo en la Tierra dieron testimonio fiel sobre lo que significa vivir una vida de fe y hacer avanzar el evangelio. (Hebreos 12:1) Ahora nosotros debemos entregarnos completamente a la tarea de ser testigos fieles de Cristo ante todos los que nos rodean.

Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad