«Queridos amigos de la Sociedad Bíblica…» Así comienza la carta que nos han enviado los niños de la Escuela Dominical de la 1ª Iglesia Bautista de Madrid, más conocida como la Iglesia de General Lacy.


La directora de la Escuela Dominical, Mari Carmen, y los profesores, prepararon la historia de la parábola del Sembrador y los niños, según dicen en su carta, aprendieron «Cómo la Palabra de Dios se parece a una semilla».


Mari Carmen, hizo una buena labor didáctica, porque los niños acaban la carta diciendo: ¡Y estaremos orando para que la semilla caiga en buena tierra y sean muchas las personas que puedan conocer y aceptar a Jesús!


En unos sobres de color rosa, azul y amarillo llegaron a la oficina la Sociedad Bíblica las monedas que con tanto cariño estos niños y niñas habían ofrendado.


Desde aquí les damos las gracias.