Pedro José Pérez regala una Biblia de la Reina-Valera  que encontró en una chatarrería durante sus vacaciones de verano y hace de este gesto su pequeño homenaje a los colportores.

    — Estaba de vacaciones en Lugo, dando un paseo veraniego y entré a una chatarrería para  distraerme entre aperos de labranza, tornillos, hachas… ¡en fin, los utensilios propios de una chatarrería! Llegué a la sección de libros y descubrí el ejemplar de la Biblia que hoy os entrego. — nos dice Pedro José Pérez la mañana que visita la Sociedad Bíblica para hacernos entrega de la Biblia. La abrimos y descubrimos que fue impresa en 1888 y conservada en el Depósito Central de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera ubicado en la calle Preciados, 34 de Madrid. ¡Qué alegría nos llevamos!

Pedro José es vallisoletano y se congrega en la iglesia Camino de Vida de Valladolid. Aprovechando su visita a Madrid nos entrega la Biblia con una sonrisa y sin querer demasiado protagonismo. Conversamos con él y le preguntamos qué le ha motivado a entregarnos esta Biblia.

    — He leído y también he regalado varios ejemplares del libro La Biblia perseguida  –escrito por el doctor Máximo García y editado por la Sociedad Bíblica –. Me ha impresionado  cómo los colportores arriesgaron sus propias vidas para sembrar la palabra de Dios en España. Este es mi pequeño homenaje a esos hombres y mujeres.

En la charla que, ya es de amigos,  Pedro nos confiesa que durante un año ha cubierto la Biblia con libros, y la ha tratado para corregir el deterioro del papel a causa de la humedad.

La historia nos emociona. Gracias Pedro José.