La  primera lectura ininterrumpida de la Biblia celebrada el 23 de abril con motivo del Día del Libro nos ha dejado: palabras de adhesión, imágenes de amigos para el recuerdo,  y un estupendo sabor de boca. ¿Será porque su palabra es más dulce que la miel?

Iniciamos la lectura ininterrumpida de la Biblia con la intervenci