+34 91 636 63 00 [email protected]

«A veces damos por hecho el poder de la Palabra de Dios.  Ver cómo cambia una vida no es poca cosa.  La Sociedad Bíblica lo sabe, pero a los demás, nos hace falta un recordatorio de vez en cuando.  Gracias por animarnos a regalar la Biblia.” 

Estas son las palabras que hace unos días nos hizo llegar Carol Musser, después de asistir a la presentación de la Acción Misionera «1 Millón de Razones que Dar» Aquí está la historia que la llevó a escribirnos:

Hace un año, conocí a una chica de 20 años, quien visitó nuestra iglesia por la primera vez.  Estaba pasando un mal momento y se sintió acogida por el grupo de jóvenes. 

Unos meses más tarde, tuve la oportunidad de pasar tiempo a su lado porque decidió asistir al estudio del libro  Una Vida Con Propósito.  Lo cierto es que no mostraba mucho interés, a veces incluso jugaba con su móvil durante el estudio. La animé a leer el evangelio de Juan. Ella lo leyó, pero no vi ningún cambio, y de hecho me explicó en una de nuestras conversaciones que realmente no le interesaba Cristo, para ser más exactos dijo que en una escala del uno al diez, su interés en la persona de Jesús era de un dos.  Sin embargo, curiosamente me pidió que le sugiriese otros libros de la Biblia para leer. La animé a seguir leyendo la historia de Jesús en los otros Evangelios y después el libro de los Hechos de los Apóstoles. 

Salí del país y regresé a los cuatro meses. Durante mi estancia fuera, esta joven había leído los cuatro Evangelios, Hechos de los Apóstoles y las 3 epístolas de Juan.  Había anotado unas preguntas para hacerme y después de contestarlas, y hablar un rato sobre la Biblia, me comentó: “He escuchado que leer la Biblia puede cambiar mi vida, pero tengo algunas dudas, dado que solo cuenta historias”. 

Esta joven está comprobando que su vida está cambiando, a tal punto que me preguntó; “¿Por qué no leen todos la Biblia?  Y haciendo un gesto en dirección de los pisos en frente de mi casa, enfatizó: “todos”. A lo que respondí: “Ahí enfrente tienes una obra que hacer, animar a la gente a leer la Biblia”.


Tu contribución mensual puede transformar la humanidad

Muchos necesitan desesperadamente el mensaje de amor, esperanza y paz de la Biblia. Es reconfortante saber que podemos trabajar juntos para llevar a cabo esta misión. ¡Contamos contigo!

Únete a Una Biblia al mes

This will close in 0 seconds

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. política de cookies
Privacidad