El Dr. Edward Kajivora, Secretario Ejecutivo de la Sociedad Bíblica en Sudán del Sur, nos hace llegar información de estos últimos días.

La situación en Sudán del Sur es todavía impredecible. La paz de la que se habla en Addis Abeba parece no tener resultados reales. La tormenta acaba de empezar y el hambre está esparciéndose por todos los rincones del país. Nosotros que vivimos en Juba acabamos de empezar a percibir los efectos de la guerra. Los funcionarios llevan sin cobrar dos meses y el precio de los alimentos sigue subiendo casi a diario.

Los territorios en guerra están en la frontera norte y especialmente en Bentiu, Bor y Malakal (ribera alta del Nilo). Aunque el gobierno niega que se trata de una guerra entre tribus, la realidad es que es un enfrentamiento de los Dinka y los Nuer. El presidente Salva Kiir es Dinka y su rival, Riek Machar, es Nuer.

El 15 de abril, Bentiu, la capital del Estado Unido, fue capturada por las tropas rebeldes. Bentiu es la tierra de los Nuer y es rica en depósitos de petróleo. Más de 200 personas, la mayoría de ellos dinkas, murieron. Algunos de ellos sufrieron ataques cuando estaban congregados en su iglesia o mezquita.

Nadie sabe que nos deparará el futuro a la gente de Sudán del Sur. El reclutamiento de jóvenes e