En abril animábamos a las iglesias a presentarnos sus proyectos de evangelización del verano 2016. Ofrecíamos apoyar con evangelios de Juan de manera gratuita, y así lo hemos hecho.

Algunos cristianos micrófono en mano, otros jugando al fútbol; todos testificando del amor de Dios y entregando una porción de su palabra. De maneras diferentes y creativas, el evangelio de Juan ha llegado este verano a manos de niños y grandes, y sabemos que su palabra no vuelve vacía.

«Nuestra Iglesia