Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. OK | Más información

Sociedad Bíblica

Sociedad Bílica
 

Operación Tránsito. Lo que sucede cuando oramos.

23.07.2019
Son constantes las noticias que nos llegan continuamente de personas recibiendo el evangelio y aceptando a Jesús como Señor y Salvador de sus vidas.

Hemos querido hacerte llegar unas cuantas historias actuales y reales de lo que está sucediendo en los puertos y que nuestros equipos de voluntarios nos están compartiendo. ¡Gracias por orar por los equipos de evangelismo y por su trabajo!
 
Estas son algunas de las historias que nos están llegando:

"Conocimos a *Hira y *Ade, dos prostitutas que esperaban a que pasaran los clientes. Nos sentamos a su lado y nos presentamos. De repente, *Hira comenzó a llorar y nos dijo cuánto odiaba lo que estaba haciendo, pero que no tenía otra opción. También abrimos nuestro corazón. Allí compartimos con ellas el mensaje completo del evangelio, y ambas oraron para recibir a Cristo. Pasamos todo el día con ellas, e incluso nos acompañaron al Hogar del Libro. (Casa de la Biblia). Al día siguiente, comenzaron su primer estudio bíblico de seguimiento, y les presentamos a la gente de la iglesia local ".

"Compartimos el evangelio con *Omar, un pintor local del norte de África, y él lo aceptó con un corazón alegre y oró para recibir a Cristo. Prometió comenzar a leer la Biblia para crecer más en su nueva vida con Cristo. Mientras conversábamos, confesó por sí mismo, a través del Espíritu Santo, que ahora es una nueva creación, ¡ya que esto es lo que sintió en su corazón!

" En Almería, un hombre comenzó a oponerse a recibir cualquier cosa, pero luego el Señor suavizó su corazón. Este hombre terminó recibiendo a Cristo como su Salvador, y luego se reunió cuatro veces más con el evangelista para darle seguimiento.

"Los distribuidores en Tarifa ofrecieron el regalo a algunos norteafricanos en su automóvil, y los hombres se negaron, pero con cortesía y con una actitud agradecida. Luego, cinco minutos después, uno de los hombres regresó a los distribuidores diciendo "Necesito uno". ¡Terminó tomando otro paquete para su amigo!"

Por favor, continúa orando por todo el ministerio, ¡incluyendo distribución, evangelismo y seguimiento! Oremos para que a medida que el Señor comienza un buen trabajo en la vida de muchos viajeros del norte de África, él también lo lleve a término.

¡Únete a nosotros participando este verano en los puertos ([email protected]), con tus oraciones o donaciones!


Jesús les dijo:
«La cosecha es grande, pero los obreros son pocos. Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos." Lucas 10:2